Sofía Rei sigue la melodía propia en «Umbral», su último disco en estudio*

 Sofía Rei sigue la melodía propia en «Umbral», su último disco en estudio*

*Por Maxi Carranza

Después de cinco años, Sofía Rei (Sofía Koutsovitis) volvió a tocar en nuestro país. La cantante y compositora argentina está radicada hace más de dos décadas en Nueva York, donde ocupa un lugar destacado en la escena de la world music, el jazz y la música experimental. La gira nacional trae como novedad los temas de “Umbral” (2021), disco  que viene presentando en ciudades de Estados Unidos y Europa. Además de BuenosAires, Sofía estuvo en  Tucumán,  Santiago del Estero  y Neuquén. En  Córdoba,  actuó el 1 de octubre en Pez Volcán -emblemático reducto de barrio Güemes- acompañada por su banda y la percusionista local Vivi Pozzebón. En contacto con El Árbol Cultura, la artista habló de su último material y también de la experiencia con Bobby McFerrin, entre otras cosas.

CÓRDOBA

 Hasta el pasado 1 de octubre, Sofía Rei había actuado solo una vez en Córdoba, más precisamente en la ciudad de Río Cuarto. La reciente  fecha en Pez Volcán  fue el debut absoluto en la capital cordobesa a pesar de su larga carrera artística y de los lazos que la unen con la provincia: “en realidad tengo un vínculo muy cercano con Córdoba porque paso mucho tiempo en La Cumbre.  Mi mamá vive la mitad del año allí y la otra mitad en Buenos Aires, de donde somos. A mí, Córdoba me parece un lugar increíble y siempre logro descubrir un poco más de su paisaje y de su gente. Al mismo tiempo no había tenido la oportunidad de tocar, excepto en un teatro de Río Cuarto, hasta esta fecha de Pez Volcán. Por otro lado, una de mis mejores amigas en Nueva York es Sofía Tosello, una gran artista de Córdoba. Es casi como una hermana porque hemos compartido los últimos veinte años. Ojalá que la descubran, hace mucho que está radicada en Estados Unidos y es una gran cantante e intérprete” expresó la compositora.

TRAYECTORIA

 Sofía comenzó su carrera profesional como integrante del Coro de Niños del Teatro Colón a los 9 años. En la  escuela secundaria rechazó  lo clásico para aporrear la batería en una banda punk, aunque no tardó mucho  en regresar al Conservatorio Nacional de Buenos Aires, con la intención de cantar ópera. Mientras estaba en el Conservatorio, Rei dividió su tiempo entre interpretar música renacentista y estrenar  obras de compositores contemporáneos. Ese fue el  inicio de una tendencia a cruzar el pasado y el presente que marcaría  su carrera. Su exposición tardía al jazz la llevó a dedicarse a la música de improvisación en el Conservatorio de Boston (Estados Unidos), donde se relacionó con  músicos que se convertirían en sus colaboradores más cercanos. Entre ellos se puede mencionar  al bajista Jorge Roeder, el pianista santafesino Leo Genovese, el saxofonista Daniel Blake y el percusionista Jorge Pérez-Albela.

Helvética 12

La mayoría de las canciones de Umbral surgieron en un viaje que Sofía Rei hizo al Valle del Elqui en Chile, donde registró las primeras ideas musicales en este lugar magnético, con uno de los cielos más claros del Hemisferio Sur. El último disco tiene un repertorio de siete temas  pero hay uno llamado “Helvética 12”, con mucho  sarcasmo sobre el uso de esta tipografía   y también por las faltas de ortografía. Sofía Rei cuenta  como surgió la escritura de esta composición: “muchos no nos damos cuenta que letra usamos cuando mandamos los e-mails pero la primera que te aparece es Helvética. La historia de la canción empezó  a partir de una charla con unos amigos en la que contábamos cual era la característica de una potencial pareja que podía ser motivo para que una relación terminara. En mi caso dije que eran las faltas de ortografía y a partir de ahí se inició ese chiste. También  lo triste es que  te manden un e-mail romántico –como una carta de amor contemporánea- y que sean todos genéricos por el uso de esta letra. Antes uno escribía las cartas con  letra cursiva muy personal y ahora es un e-mail y encima con esta letra que te aparece sin pensar” señaló la cantante.

Bobby McFerrin      

Cuando era una joven estudiante de música, uno de los artistas que más cautivó a Sofía Rei fue Bobby McFerrin. El cantante de jazz  se hizo muy popular en 1988 con la publicación de «Don’t Worry, Be Happy» tema que llegó al número uno en las listas estadounidenses y con el cual obtuvo  tres premios Grammy: “Grabación del año», «Canción del año» y «Mejor interpretación vocal masculina de pop». Varios años después, las vueltas del destino hicieron que la cantante argentina pudiera trabajar con el famoso vocalista y director de orquesta en un espectáculo. El sueño se cumplió nada menos que en el Carnegie Hall de Nueva York y Sofía Rei lo recuerda de la siguiente manera: “fue una influencia muy importante como artista y como músico. Tuve la oportunidad de trabajar con él en una ópera improvisada en el Carnegie Hall en 2008. En esa ocasión se hizo una convocatoria para jóvenes improvisadores que también tuvieran conocimiento de la música de raíz de sus países de origen. Fui seleccionada junto a 17 artistas e hicimos una ópera  que se llamó Instant Opera, de una hora improvisada solamente vocal. Fue  espectacular, una experiencia hermosa y única. También uno de los encuentros musicales más lindos que tuve en mi vida” señaló la autora a este medio.

EL ÁRBOL.CULTURA – «AMAMOS LO QUE HACEMOS, TRAZANDO PUENTES»

Digiqole ad

EL ARBOL CULTURA

Post Relacionados