Son «Tiempos dorados» para Estelares. Entrevista a Víctor Bertamoni

 Son «Tiempos dorados» para Estelares. Entrevista a Víctor Bertamoni

Estelares es de esas bandas que escuchabas hace 20 años descubriendo las canciones cuyas letras resonaban una y otra vez y que no querías dejar de cantar, o bien estabas pendiente de sus giras por el interior porque sabías que al llegar a Córdoba volverías a ir. Ya dentro del recital, te sorprendías al ver como la gente no solo se sabía cada una de las canciones sino que se apropiaba de ellas y las cantaba con sentimiento. Es que la banda nacida en La Plata allí por 1994 supo ganar adeptos gracias a las letras de sus canciones y a la versatilidad de su música que, lejos de encerrarse en el rock puro, paseaba un poco por el pop y el indie, sin dejar de lado una impronta algo arrabalera. Lo cierto es que desde su nacimiento, y habiendo transitado cambio de músicos y de productor, Estelares ha sacado ya 10 discos entre los que se encuentran: Extraño lugar (1996), Amantes suicidas (1998), Ardimos (2003), Sistema Nervioso Central (2006), Una temporada en el amor (2009), América (2010), El costado izquierdo (2012), un disco y DVD de su show VIVO en el Gran Rex (2014), Las Antenas (2016) y Las Lunas (2019).

Por estos días se encuentran presentando un nuevo video de la canción Tiempos Dorados, que es el adelanto de su nuevo trabajo. Lo acaban de presentar en el estadio Obras de Buenos Aires, con un show muy esperado luego de la contingencia que todos atravesamos. Desde El Arbol Cultura estuvimos conversando con Víctor Bertamoni, guitarrista de la banda y entre otras cosas nos contaba sobre el recorrido vivido por ellos hasta el momento, las etapas y los roles en las producciones, el contacto con el público y mucho más. Te invitamos a leer y a disfrutar junto a nosotros de una temporada junto a Estelares.

Víctor Bertamoni en escena

¿Cómo les fue con la presentación en obras, y con el lanzamiento de Tiempos Dorados?

-Con la presentación divino todo, salió todo muy lindo, es difícil la época porque, te lo digo desde mi punto de vista porque en este momento estamos: pandemia, no pandemia, ya saliendo y que haya habido esa convocatoria y que lo pudimos hacer, un obras me parece entre comillas algo milagroso para los tiempos que corren, porque en otra época por ahí me hubiera sorprendido menos pero ahora estuvo buenísimo eso, por un lado la convocatoria, que vaya todo el mundo y que se haya vendido la totalidad de las entradas, se veía hermoso, todo divino técnicamente también, no hubo errores de los que pueden suceder por azar o por impericia técnica, no sucedió nada, todos laburaron re bien así que quedamos muy contentos, y nosotros como banda contentos de como tocamos, de como salió todo, en definitiva el público se notaba contento, se recibió un feedback muy hermoso, así es que el balance es de 10 puntos.

¿Y cómo fue la recepción de Tiempos Dorados, este video que tiene una estètica muy particular que remite un poco a las primeras filmaciones no?

-Sí es una historia que se le ocurrió a Gonzalo (…) el director del video y la verdad que hermoso, a mí también me gustó mucho. También lo filmamos en un día y la idea es esa como si nosotros fuéramos los realizadores de un video en el cual Manuel es el director, Bagui es el camarógrafo, yo estoy como editando los rollos de cinta en un viejo estudio de cine de los años, no sé, cincuenta, sesenta, y bueno quedó también re lindo, me parece que está buenísima la estética de las imágenes y la fotografía, las actuaciones de los dos actores, Telma y Alejo, dos actores que también tuve el gusto de conocerlos ahí y de primera estuvo todo muy bien. La verdad es que estábamos todos con muchas ganas, yo creo que es también la idea de poder volver a realizar productos y a poder crear ya sea videos, música, un show…

Tal cual, les pasa a ustedes como artistas y a nosotros como comunicadores esto de estar ávidos por contar como es la vuelta a los escenarios, que la misma por fin se concrete, hubo en muchos casos angustia, en otros tristeza por no poder estar, no poder expresarse y bueno la vuelta de a poco está como siendo un bálsamo para todos no?

-Si la verdad que es tal cual y es lo que sentimos, ojalá podamos continuar en esta senda de poder tocar y poder hacer cosas que las habíamos postergado hace casi un año y medio, se recibe, según yo veo con el doble de agradecimiento y de felicidad porque tiene un plus eso de poder volver, es que nos sacaron algo que parecía tan sencillo, tan normal y simple como trabajar y hacer lo que nos gusta y de repente no se pudo más entonces ahora se valora un poco más.

Manuel Moretti cantante de Estelares

Se revaloriza eso, el contacto, el poder estar, pienso que por ahí la pandemia vino a enseñarnos un poco eso de mirar y apreciar lo que tenemos cerca, mirar a quien está al lado, a quien podemos abrazar y abrazarlo, no quedarnos en la intención.

– Sí, ojalá, lo de volver más humanos y mejores se haga realidad yo tengo mis dudas al respecto, yo creo que está todo como muy picante, muy tenso, pero eso es una observación social subjetiva que hago yo.

Claro, tal vez mi observación es porque aquí al estar en un lugar más pequeño en el interior del interior se vive el regreso desde otro lugar.

-Sí sí, en los pueblos chicos pasa, yo conozco porque también soy de un lugar chico, soy de Junín y puede ser que allí exista un poco más de convivencia, como sucede siempre en los pueblos, que hay algo más íntimo, más humano, pero bueno como te decía es más subjetivo, tampoco voy a hacer un análisis sociológico de la pandemia y postpandemia.   

Eduardo Minervino en teclados

No claro que no, eso será en otro momento. Volviendo al tema de la banda, en mi percepción ustedes son hacedores de canciones que trascienden los géneros, no es rock puro, no es pop puro, se meten por ahí en lo arrabalero, sin embargo consultando con amigos músicos de diferentes géneros, hasta del folklore nos encontramos con que a todos les gusta lo que hace Estelares, ustedes ¿son conscientes de eso, de que trascienden géneros y fronteras culturales de alguna manera y si lo son, como lo sienten?

-En cierta forma sí, yo noto algo de eso y un poco lo hemos trabajado, otro poco se da naturalmente por la propuesta de la banda o del cantautor que es Manuel y siempre como que hemos perseguido esa estética de que la canción llegue hasta todos o hasta donde mas se pueda, que el mensaje no sea hermético sino que sea popular dentro de la estética que sea, del estilo que sea, pero no por una cuestión comercial, a nosotros nos gusta que la canción comunique y se comunique con la mayor cantidad de personas posible y entonces va a llegar mas lejos y obviamente para nosotros cumple su cometido, su tarea cuando eso sucede. Igual a veces hacemos canciones más cerradas o más herméticas o más intrincadas pero en menor porcentaje, pero la intención esa está, además que no es caprichosa, es perseguir un poco el fruto que uno genera y nosotros como músicos y Manuel como cantautor y compositor de canciones tenemos un poco esa impronta, cuando la encontramos también la perseguimos, por eso te digo, me sorprende un poco y un poco lo intentamos, pero de todas formas es alucinante el respeto que se ha ganado Estelares, que todo el mundo nos tiene, ya a lo largo de nuestra carrera un montón de opiniones de aprobación y que gustan de la orquesta, eso es increíble y está buenísimo.

De sus discos “Ardimos” fue como el despegue de Estelares, ¿como se vivió entonces el viaje durante este viaje de 24 años desde aquel surgimiento?

-Claro, nosotros tenemos como dos etapas, una primera en la que Juanchi Baleirón no estaba e hicimos la producción de nuestros dos primeros discos nosotros mismos y que son re contra íntimos y esenciales de como la banda sonaba en ese momento sin ningún tipo de opinión externa, por lo tanto son discos a los que la crítica los recibieron bien y cierto tipo de público más indie o que gustaban de esas propuestas artísticas pero no eran canciones que sonaran en las radios por ejemplo, ni que fueran populares que es lo que hablábamos antes. Pero yo creo que eran canciones que sí tenían esa semilla pero que no fueron explotadas por nosotros sino más vale que las enrarecíamos nosotros. Ibamos más para el lado de llevar al límite lo artístico y lo musical de alguna manera como concepto, y después de alguna manera empezamos a trabajar con Juanchi que él vio ese germen de canción que teníamos pero dijo “hagamos un laburo para que esto llegue a más gente, que sean radiables y que puedan ustedes trabajar de eso y que sean discos más redondos para todos”, entonces ahí se abre una nueva etapa con Juanchi como productor y pasamos a esta versión que nos tiene al día de hoy, como una segunda etapa de más llegada y que la gente nos comprendió mejor. Manuel también comenzó a hacer estribillos más cantables, fue todo un proceso largo que tampoco lo hicimos con apuro, está bueno ir transitando fuimos caminando pasito a pasito y ahí fueron un montón de escalones que los fuimos subiendo de a poquito y sin ningún esfuerzo porque fue paulatino y fue todo un desarrollo que lo sentimos coherente y que nos tiene cómodos, estamos cómodos con como empezamos y donde estamos.

Y después con Las Antenas fue como otro salto porque les permite llegar hasta México esta vez…

-Sí, con Las Antenas es verdad que hubo como un comienzo de otro sonido, es verdad que también comienza a tocar Javier Miranda la batería, comenzamos a ensayar y se genera una química de banda nuevamente en la sala y eso fue registrado y yo creo que se nota como otra cuestión en ese disco y en Las Lunas también que es como otro sonido. También uno producido por Juanchi que es Las Antenas y el otro producido por Germán Wiedemer que la verdad que capturaron los dos discos a la banda pero ya sonando más aplomada y no tan experimental. Nosotros trabajábamos mucho en estudio y hacíamos sobre grabaciones y experimentos en estudio con el sonido, con las voces, con las guitarras. En estos dos últimos discos no, es como que grabamos a la banda más en vivo y tratamos de que sea fiel la grabación a lo que era la banda sonando en un show y creo que eso se logra y es natural porque la banda estaba sonando después de muchos años de tocar en vivo y eso, de una manera que estaba bueno que la banda quedara registrada así, entonces fue como una capitalización de la banda sonando en vivo y el resultado son esos dos discos Las Antenas y Las Lunas. Y sí es verdad que a partir de eso nos vamos a México y giramos por Latinoamérica, comenzamos con un vivo latino allí por 2014, hicimos pie en México, en el último show prepandemia agotamos un lugar que había para 500 personas, se estaba dando como un crecimiento, no volvimos a ir pero también hubo como una conexión ahí con el público de México.

¿Tiempos dorados es el anticipo de un nuevo disco que llevará el mismo nombre?

-Sí, es decir no sé como va a llamarse aún el disco, seguramente Manuel lo tendrá en mente, es él quien maneja lo literario. Lo que sí el disco ya lo comenzamos a grabar, ya grabamos dos canciones completas y una de ellas es Tiempos dorados y decidimos que se haga un adelanto porque también tanto tiempo sin hacer ni una aparición, fue un año y medio de no tener novedades, porque por la pandemia nos guardamos bastante, no laburamos mas que por internet y eso, estábamos en contacto pero no se ensayó y se tocó muy poco, así que esto de aparecer de nuevo con una canción y un video y ahora sí estamos grabando y esperamos a principios del año que viene tener el disco terminado completo.

Y qué tienen pensado en cuanto a giras, saldrán? ¿hay una fecha en Mar del Plata para enero puede ser?

-Sí, hay una fecha en Mar del Plata y obviamente que sí, vamos a seguir girando mientras lo permita la situación y en Córdoba yo creo que hay algo agendado pero no es capital y no estaba aún confirmada esa fecha pero Córdoba es un lugar al que siempre que podemos vamos. Hace poquito estuvimos en Rosario y estuvo buenísimo, tocamos al aire libre al lado del monumento a la bandera y se dan esos shows que Estelares viene disfrutando que son para públicos de diferentes edades, van padres o madres con sus hijos, es una mezcla de generaciones que se disfruta un montón, uno ve que varias generaciones se copan con la música y las canciones que hacemos, con como las tocamos, es un combo que está buenisimo y nos abre un panorama de tocar así al aire libre, en plazas, en municipios que también lo hacemos. Lo que pasa es que son más de 20 años tocando entonces pasa esto de que la gente que nos iba a ver en su momento hoy es la que lleva a sus hijos a vernos.

Y es tanto lo que quisieramos charlar con Victor, tanto por saber de los entretelones de una banda que supo crecer y mantenerse con la templanza que dan los años y una firmeza sobre el escenario que solo tiene quien está seguro del camino transitado.A nuestros lectores les decimos gracias por seguirnos, seguro que ustedes también lo sintieron asi, es que los Tiempos Dorados son para todos los que tenemos a Estelares entre nuestras bandas favoritas.

El Árbol Cultura – «Amamos lo que hacemos, trazando puentes»

Digiqole ad

EL ARBOL CULTURA

Post Relacionados