José Luis Dastugue y el aroma que desprende la lluvia. Trastienda Petricor

 José Luis Dastugue y el aroma que desprende la lluvia. Trastienda Petricor

Un artista ecléctico, con una ductilidad que pocos tienen, con la capacidad de mostrar el intenso caudal creativo que lo habita como así también de ser el señuelo que permite llegar a conocer a otros artistas. Inauguró en nuestra ciudad hace ya casi dos años su Trastienda Petricor, en la que promueve el trabajo de un colectivo de artistas locales, a cual más creativo. 


                           

 Desde El Árbol tuvimos el placer de entrevistar a José Luis Dastugue, el artista, el productor, el creativo, el generoso ser que viene modificando la manera de producir y consumir arte en Río Tercero. Una preciosa nota, reflexiva, consciente, que invita. Tomate un tiempo para encontrarte y disfrutarla.

¿ Cómo llegamos a esta Trastienda Petricor, de donde surge?

Mirá el nombre en sí es tomado amorosamente de una nube que corre paralelamente a estos universos y bueno a mí me encantó el significado de Petricor que en sí es el aroma que se desprende cuando llueve. Entonces bueno para mí era interesante generar un espacio en el que cuando vos entras tengas esa sensación aproximada. Eso es en sí el Petricor. Por otro lado nosotros en sí nos desprendemos, es decir, esto es un acompañamiento del Estudio 11.11 que es donde yo me desarrollo, donde hago mis actividades, que el 11.11 en sí es un servicio que se dedica al desarrollo, producción y acompañamiento de distintas ponencias que tengan que ver con el ámbito de la creación. Se ha dado mayormente en el área de las artes plásticas y estamos abocados a acompañar dentro de nuestras posibilidades a cuanto proyecto se presente. Yo hace del año 2002 que estoy haciendo muestras en la ciudad, en ese interín uno va conociendo y va tratando de madurar uno en pos de los otros y en ese ida y vuelta se da en el año 2011 que hicimos un colectivo que su nombre era «alero andante», un colectivo interdisciplinario y desde ahí hicimos muestras en la ciudad de Río Cuarto, luego Río Cuarto vino acá y eso generó distintas  muestras en el Paseo El Buen Pastor de Córdoba, muestras preciosas, de bastante crecimiento por que me parece que se trata de eso, no solamente demostrar tu audacia en el mundo del arte sino también poder demostrar lo que uno va aprendiendo y desaprendiendo y eso termina en el Museo Bonfiglioli de la ciudad de Villa María, ese de alguna manera es el caldo de cultivo de donde yo tomo todas nuestras actividades. Ese es como el nacimiento informal. yo quiero recordarlo de esa manera y se dio hace un tiempo atrás, el año pasado puntualmente y en sí esto nace de mi sitio personal, mi espacio propio, mi taller, donde de alguna manera nosotros desarrollamos, nos juntamos, tenemos distintas ideas y salimos a la calle a buscar espacios para acercar de alguna manera a la gente a nuestros oficios. Eso se dio hace ya un año y medio en el Paseo Centro de Compras acá. Se dieron distintas muestras, amorosas, encantadoras, interesantes, laboriosas por sobre todo. Y desde esas muestras, hubo una en particular que se llamó Picnic colectivaland y a partir de allí con un grupo de artistas locales y de Córdoba creamos un grupo que se llamó la Trastienda Petricor. Esa trastienda, al terminar yo el ciclo en el Paseo quería empezar esta década con nuevos humores, poniendo el horóscopo chino en su mayor relevancia y así fue como llegamos acá a Cobber & Tea que me parece una casa acogedora desde todo punto de vista, no solo desde las delicattessen que sirven sino desde la onda que hay y así se dio que encontramos este pequeño, cálido y modesto espacio y así es que queremos darle continuidad al menos durante esta temporada de verano a los trabajos de este Picnic y a aquellos que quieran sumarse ya que nuestra agenda está abierta a tal fin. 



¿Con qué se va a encontrar la gente en esta galería boutique, con distintos artistas?

Sí, lo que tienen las galerías y esto lo afirmo acá, espero que maduremos algún día para tener esa presencia, suelen tener las boutiques y trastienda, son las que de alguna manera le dan movilidad a esos espacios. Entonces, en este espacio yo siempre trato de que sea una cosa ecléctica e interdisciplinaria, entonces nosotros hoy por hoy si me permitís nombrarlos nos encontramos con trabajos de Omar Palacios, Felipe Carle, xilografías, collages, la arquitecta Eli Said con sus lecturas del tarot y sus ilustraciones en particular, Fiona Cesaretti con trabajos que de alguna manera tienen una impronta que subyace lo textil, Iván Vianello, con sus tremendos trabajos de tatoo que hoy por hoy sus obras ya las imprime directamente en la piel, obras de Noelia Borghi con lápiz acuarelados, la verdad es que es en el vivo y el directo donde nos gusta a nosotros hacer intercambio, después tenemos papel calado de Andrea Molina, el Tomy Campos con sus despampanantes y hermosas ilustraciones, Vicky Vera también tiene sus ilustraciones, la verdad es que estas chicas, todas tienen sus actividades fuera de esto, la verdad que son muy loables y la verdad es que es el espíritu que yo tomo para tomarlas a ellas; y después fotografías de Jimena Salomone con su impronta delicada en cada una de las tomas y Claudia Raffo desde el mosaiquismo, me parece que ella hace todo un tiempo a esta parte ha hecho una apertura en su taller y en su trabajo para mí maravillosa. Ese es el mix de alguna manera y yo atrevidamente trato también de poner lo mío porque me parece que es una forma de llegar, de conocer y de intercambiar experiencias a través de pequeño formato, que esa es la idea de esta boutique, tener pequeño formato que muchas veces hacen más accesible el adquirir la obra; y en ese adquirir la obra se da el desarrollo de los artistas, me parece que la ciencia exacta es esa-

José la muestra está abierta todos los días? en que horarios?

Si, en realidad lo que yo hice acá y agradezco una vez más a Cobber, los horarios de la muestra, de la trastienda, son los horarios de la casa de té, pueden entrar a su página y revisarlo. Yo eventualmente estoy dos horas a la mañana y dos horas a la tarde, a veces uno también tiene otros universos paralelos que le llevan otro tiempo pero bueno, trato de estar todo el tiempo y sí, es abierto a todo el público, la verdad es que nuestra intención desde este lugar es hacer un esfuerzo y celebramos que nuestra ciudad tenga un espacio para exhibir obras, mientras tanto nosotros desde 11.11 hacemos estas modestas y consecuentes muestras para llevar el arte al público común y corriente. El público más especializado, el más afín al arte es el que más se llega y lo disfruta pero nuestra propuesta es llegar también a este otro público, el que me parece que puede tener una aventura visual amorosa.

Bien, yendo al plano personal ¿cuando comienza la vinculación de J.L Dastugue con el arte, recordás el momento, el año?

Mirá sí, yo vengo de una familia de estucadores, que ya no hay más, inclusive soy el ultimo de los mohicanos en mi apellido, pero por parte de madre toda la familia eran estucadores; entonces crecí en un ambiente de pintura, de albañiles, mi casa, la casa de mis abuelos que era donde yo vivía siempre estaba rodeada  de pinturas, de paletas, mucho material de mano de obra. Después con el tiempo yo, hice cinco escuelas primarias creo que por eso soy un aficionado al estudio. luego la ENET y después me fui a estudiar letras a Córdoba y siempre estuvo el dibujo presente, o en todo caso las pretensiones de acercarme al dibujo. Después de Córdoba hice un par de salidas, unos viajes y terminé en Buenos Aires. Allí hice un taller libre dictado por una rusa de la cual a partir de su idioma nunca aprendí la técnica pero sí me dio mucha disciplina y trabajo, con el tiempo ahí me encontré con que ya estaba en el baile. y fue en un viaje que hice a Isla Negra en Chile donde me fui de vacaciones y me quedé un año, ahí me senté un día y me puse a pintar y oh sorpresa para mí aquellos viajeros me compraban las obras, era la primera vez que me volvía con dinero de las vacaciones. La verdad que fue curioso, luego me volví a Buenos Aires, esa gente me llamó para que administrara el lugar, lo hice, volví a Río Tercero y me fui a Brasil y en Brasil hice lo mismo, estuve un año haciendo muestras itinerantes por las calles, viajando, pintando playas y producto de todo eso cuando volví en el 2002 hice una muestra que se llamó «En el silencio la nube que pasa» en la que recreaba todos esos paisajes. Más o menos esa es la temporalidad mía.

¿Cómo se va formando una obra en vos? llámese referencia, fuente de imaginación, de donde sale la obra?


Por lo general en un momento era la lectura de mi parte lo que estimulaba. En la lectura encontraba cosas, incluso tuve el atrevimiento durante un tiempo de escribir, eso me llevó a ello y lo dejé, pero por lo general son disparadores, muchas veces investigo, en realidad yo me dediqué en estos últimos ocho años, a partir de una muestra que se llamó Kensho, que Ken es Ver y Sho es la Esencia, es un vocablo japonés, dedicarme a hacer todo lo que se me ocurría en base de conectar directamente con la plástica o con las impresiones que yo tenía como tal, y eso fue un mix en su momento de más de 100 piezas donde había acuarelas, collages, bueno distintas técnicas, en realidad en mi condición de autodidacta yo lo que hago es aplicar mi intuición a lo que veo como tal o empiezo a investigar hasta darle una forma, así es que me pasa que en un momento hice muñecos, vestí zapatos, la verdad es que lo que me interesa a mí es mutar todo el tiempo porque me parece que no me aburro yo y puedo en todo caso pasar por esta vida un poco más alegre. 

El arte que exponés, es lo que siente, lo que es Dastugue o hay un mix también con lo que dicta el mercado?

No mirá, yo tuve la oportunidad hace un par de semanas atrás en las que se dió, sucedió algo gracias a lo que pude iniciar un nuevo trabajo. Ese nuevo trabajo es totalmente diferente a todo lo que he venido haciendo, formato, color, textura, si bien ya estaba en mí pero cambió todo. Ese es el estímulo que yo percibo y al que estoy atento. El mercado, la verdad es que uno está muy lejos de todo eso, al menos yo estoy muy lejos, si bien en algún momento yo he vivenciado un poco de eso estamos en un medio en el que prácticamente no existe el mercado de arte, entonces yo tampoco puedo pretender producir para ello; ahora bien, explícita e implícitamente la idea de que se adquiera la obra me parece que está en todos, no hay que ser ingenuo al decir, no a mí no me interesa la venta, la verdad es que festejo aquellos que puedan tener distintas actividades que a partir de eso les permite desarrollar su trabajo y no tienen la necesidad de vender ni de comercializar, pero aquellos que nos dedicamos puntualmente a esto cuando producimos me parece que sí nos interesa la factura de la obra para que aquel que realmente quiera adquirirla, adquiera una pieza y darle valor. Si alguna persona quiere adquirir una pieza mía bueno, yo la pongo en valor y que aquella persona que la adquiera aprecie también ese valor, eso ayuda un montón. Me parece que el estímulo en sí es la creación en pos de una eventual adquisición pero no es el fin propio al menos para mí no? pero eso está implícito todo el tiempo, no soy ingenuo ni lo desprecio, es más, lo celebro cada vez que se da una compra.

Cada obra tuya tiene un mensaje patrón, o cada obra tiene su mensaje diferente?

Mirá a mi lo que no me interesa son las obras heroicas. Tal vez pertenezco a una generación inventada por mi mismo y estimulada por otros donde me parece que también uno ha vivenciado eso. No me interesan los grandes temas, no me interesan las obras heroicas yo me disculpo y atrevidamente me animo a decir que yo no hago docencia ni pretendo hacerlo ni formar a nadie. Me parece que uno en todo caso pone en exposición mundos propios y ajenos en pos de un intercambio visual y después si uno puede sacar una  experiencia de eso como nos ha pasado a nosotros en otros aspectos enhorabuena, pero no es mi motivación en todo caso cambiar el mundo. Es más, muchas veces apunto y lo que me interesa es que muchas veces ciertamente lo que uno produce es totalmente inútil son objetos que no tienen ninguna utilidad; en todo caso pueden servir para estimular otras partes etéreas de nuestra personalidad, llámese el cuerpo y alma. Yo sí respeto como tales aquellos que toman los grandes temas, llámese hechos significativos y los ponen en obra y con ellos trascienden. Lo festejo, lo celebro. Yo tomo distintos chispazos de la vida cotidiana inventada por mi y con eso trato de hacer algo literario si se quiere.

¿Qué es el arte para vos en tu vida?

Hoy por hoy se ha convertido en mi vocación. Por lo general yo me levanto muy temprano y estoy activado con ese tema y trato de ser muy responsable con las actividades que llevo, muy irresponsable conmigo a veces porque con esto muchas veces el cuerpo pasa factura, cosa que me ha sucedido y hoy por hoy estoy intentando salir adelante de todas esas cosas, he tenido cirugías en este tiempo y realmente me hace feliz tener cirugías por mi actividad porque siento que tengo algo hermoso que contar. y que podría decirte que es el arte; para mí el arte es un trabajo amoroso, no tengo mayores pretensiones que eso.


Cerraste un buen año con la muestra Baby en Buenos Aires, qué proyectos tenés para concretar de aquí en más, si se puede adelantar algo.


Lo de Baby fue una experiencia hermosa, siempre agradezco y si me permitís a Fernanda Juarez que la Fer me hizo los textos de sala, es la persona entre otros amigos y colegas, con la que yo siempre consulto todo y con ella compartimos el Baby en Buenos Aires y con dos amigas que me ayudaron a colgarlo. Esa fue una experiencia maravillosa. Hay que hacer diferentes lecturas de las galerías, ahí sí muchas veces ves la veta comercial del arte puntualmente. Hay galerías maravillosas y otras netamente vampíricas que la verdad que ven en vos nada más que el número, listo, bárbaro, lo celebro, enhorabuena pero muchas veces esa sangre cuesta recuperarla por parte del artista. La verdad es que fue una experiencia hermosa de llevar hasta allá el trabajo, colgarlo, distribuirlo, la verdad es que fue muy bueno, yo estoy muy contento. Y hoy por hoy el Baby ya se ha desprendido de todo, ya no tiene un cuerpo como tal sino que se fragmentó y acá en el patio pusimos el neón de la presentación que ya tiene vida propia y hoy por hoy trabajo en una muestra que se llama Candy y en eso estoy así que es posible que de acá a un tiempo, en realidad yo soy tan manija que tal vez de acá a tres meses ya voy a tener listo algo, pero mi intención es mostrarlo de acá a un año, un año y pico, en formato mayor, mucho color y un tema del cual espero enamorarme.

Desde El Árbol te invitamos a recorrer esta Galería Boutique de lunes a jueves de 8 a 12.30 y de 17 a 22 y de viernes a domingos en el mismo horario pero extendiéndose a la noche hasta las 00hs en General Paz 121 del centro de Río Tercero. Además aprovechamos la ocasión y te invitamos a que sigas nuestros posteos, a que aceptes nuestra invitación y descubras lo que hay detrás de cada artista, de cada espacio, de cada canción.  Enterate de todas las actividades y espacios que hacen a la cultura siguiéndonos en nuestras redes sociales: Fb: @Elarbolcultura, Instagram: @elarbolcultura , en Twitter: @ElArbolCultura o escribirnos a elarboldecaramelos@gmail.com

Entrevista realizada por Germán Bottasso en Cobber Tea &Co.

Digiqole ad

Post Relacionados