Guillermo Orsi reedita «Ciudad santa», la novela que ganó el premio Hammet*

 Guillermo Orsi reedita «Ciudad santa», la novela que ganó el premio Hammet*

*Por Maxi Carranza

El escritor Guillermo Orsi (Buenos Aires, 1946) acaba de reeditar Ciudad santa, publicada
originalmente en España, que obtuvo el Premio Dashiell Hammett 2010, uno de los más
importantes de novela negra en idioma español. La obra nunca se había editado en Argentina
y solo se conseguía importada a un “precio prohibitivo, por los vaivenes del dólar de nuestra
economía” según señaló su autor. Más vale tarde que nunca, la editorial Tusquets lanzó en
esta temporada la versión argentina y fue la excusa perfecta para hablar con el autor radicado en Villa del Dique (Valle de Calamuchita). A continuación, El Árbol Cultura presenta la siguiente nota con el literato que escribe policial como otros disparan proyectiles.

PRIMERA FALACIA
Hace más de veinte años que el autor y periodista está radicado en Villa del Dique, al pie del
Cerro de la Cruz (o Cerro Astrada), en la zona de Embalsina. A priori, cualquiera podría pensar
que Guillermo Orsi eligió este paradisíaco lugar de las sierras cordobesas para encontrar las
musas de la escritura. En realidad, las cosas no fueron de ese modo sino que terminó en La
Perla de Calamuchita porque su esposa tenía una casa familiar allí y no por un motivo
inspirador. Orsi es un porteño de ley, ya que nació en La Boca y luego se mudo al barrio de
Coghlan, también en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Aunque no se considera periodista, apenas radicado en nuestra provincia comenzó a colaborar -escribiendo una columna- con Semanario Tribuna de Río Tercero y en la actualidad dirige una revista institucional. También fue uno de los primeros autores en apoyar el “Córdoba mata”, el Encuentro Internacional de Literatura Negra y Policial que ya lleva ocho ediciones en el marco de la Feria del Libro de Córdoba. En el reciente “Córdoba mata” 2021, el lema fue “Multiculturalidad y migraciones forzadas” y Orsi participó de una mesa virtual junto a Lula Comeron, Alicia Plante y Miriam Pino.


SEGUNDA FALACIA
A la hora de enumerar distinciones, no debe haber en el país un autor que haya cosechado
tantos premios a nivel internacional dentro del género negro y policial. Primero fue Sueños de
perro, novela que obtuvo el Premio Umbriel de la Semana Negra 2004 y con Nadie ama a un
policía (2007) se llevó el II Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona. En el
prestigioso Premio Dashiell Hammett de Gijón (España) fue finalista varias veces y lo obtuvo en 2010 con Ciudad santa. Con este curriculum, cualquiera podría pensar que Guillermo Orsi se dedicó al policial desde siempre pero no fue así. Lo anecdótico es que empezó a escribir
literatura negra como un desafío después de varias publicaciones “serias” y casi por necesidad porque se enteró de un suculento premio monetario. Esto sucedió con Sueños de perro, su primera obra del género, que fue premiada en España y abrió la compuerta para todo lo que vino después. “No creo mucho en los premios pero cuando gané el Hammett creí que en Argentina iba a ser Gardel pero ni el loro, ni registraron que lo había obtenido. Ahora se reeditó Ciudad santa, la cual es un homenaje perverso y negro a Buenos Aires. A esta ciudad la quiero muchísimo porque soy porteño de nacimiento y viví ahí casi hasta los cincuenta años” declaró Orsi en una charla.

TERCERA FALACIA
Durante muchas décadas, una frase remanida fue esa de que Buenos Aires era “la París de
Sudamérica”. El mote eurocentrista hacía enorgullecer a sus ilustres habitantes, que olvidaban mencionar su ascendencia criolla y de pueblos originarios. En Ciudad santa, un crucero lleno de turistas encalla en el Río de La Plata y para algunos adinerados visitantes la forzada estadía se transforma en un matadero. Todo sucede en una trepidante historia que mezcla políticos, dealers, jueces, policías y mujeres fatales en una trama empapada de corrupción. El oro y el barro en una ciudad fragmentada rodeada de villas de emergencia, que tiene un parque temático basado en Jerusalén y a pocas cuadras una feria gigantesca, con mercadería ilegal provista por los piratas del asfalto. ¿Se vendrá una novela negra que transcurra en Villa del Dique?: “no creo, acá nos conocemos todos y a algunos quizás no les guste verse reflejados en sus páginas” expresa entre risas el escritor diquense. Hablando de reconocimientos, Orsi fue distinguido en el Festival Cultural Black Mountain Bossòst (Cataluña) de 2019, en el que recibió el Premio a toda su trayectoria. Fue la última vez que estuvo en Europa –época prepandémica- en la que aprovechó para visitar Turín, la ciudad natal de su padre italiano.

CUARTA FALACIA
El tango rioplatense fue declarado Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad en
septiembre de 2019 por la UNESCO. Cuando se habla de nuestro país en el mundo, muchos
descuentan que gran parte de los argentinos escuchan y bailan tango a lo “Virulazo”.
Preconcepto que se hace trizas cuando los hechos demuestran que la música ciudadana es
más un producto for export que de consumo interno. Esto, sin dejar de mencionar la
renovación del género que se viene gestando desde el under por las nuevas camadas de
músicos. En las obras del autor siempre hay 2×4, desde menciones de autores y temas
emblemáticos a nombres de personajes como Gotán, que se repite en un par de libros. Como
el tango, el autor es más reconocido en el exterior que fronteras adentro, con traducciones al
inglés, francés, alemán, griego y chino. Orsi comenzó publicando en revistas literarias y su
primer libro fue el volumen de cuentos El vagón de los locos, Premio Emecé 1978. Todavía
faltaba bastante para que quedara atrapado en las redes del género negro y policial.
Retomando Ciudad santa, la obra además, ganó el concurso «Novelas de película«, organizado por el BAN (Buenos Aires Negra), en conjunto con una productora española. Aunque el largometraje quedó en suspenso, las puertas no están del todo cerradas. Si Ciudad santa esperó más de una década su edición nacional, la película de la novela bien puede demorarse el tiempo que sea.

EL ARBOL CULTURA – «AMAMOS LO QUE HACEMOS, TRAZANDO PUENTES»

Digiqole ad

EL ARBOL CULTURA

Post Relacionados