En Foco – Entrevista a Seba Salguero

 En Foco – Entrevista a Seba Salguero

El 21 de Septiembre también se celebra el día del fotógrafo y en este caso decidimos que el homenaje a todos los artistas de la cámara sea a través de una entrevista a Sebastián Salguero, quien se ha especializado en el género foto documental o periodismo fotográfico.

Seba tiene un ojo privilegiado, con cámara o sin ella es capaz de inmortalizar momentos, reflejar realidades, retratar a una parte de la sociedad que atraviesa y que cuenta, que a veces duele y a veces enoja pero que siempre interpela. Aún en los contextos más adversos Seba sabe captar y concluir sus trabajos con mensajes potentes a través de la imagen. Gracias a su avezado transitar en el mundo de la fotografía y a su inapelable capacidad de denuncia y de entereza es que ha sido reconocido. Su logro más reciente lo obtuvo por su trabajo “Abrazos Partidos” que retrata desde otro ángulo lo ocurrido en las explosiones de la Fábrica Militar de Río Tercero de 1995 y luego de ellas. 5 años le tomó a Seba el registro hasta que por fin logr{o su objetivo de contar con las imágenes el dolor, la impunidad, la soledad y también la solidaridad. Por ello obtuvo un reconocimiento que le permitirá imprimir su trabajo.

Sebastián Salguero

Una motivación para Seba, poder adentrarse más en la naturaleza y dejar registro de ello. Seguro lo logrará, mientras tanto sigue caminando con ese ojo avizor hasta que decida cual será el nuevo proyecto que lo enamore. Todo empezaba cuando era solo un adolescente. Conocé más de su recorrido en esta entrevista.

¿Qué despertó tu amor por la fotografía?

El amor por la fotografía en mi caso particular creo que no nace en un instante, no es un amor a primera vista, para hacer una relación con lo que sucede con el amor hacia otras cosas, sino que se fue formando, me fui enamorando, enganchándome con ella, muy de a poco. Cuando tenía 15 años descubrí una cámara y todos sus controles, sin saber de qué funcionaba, pero fue la curiosidad que después me llevó a manejarla. Con el correr de los años eso me llevó a aprender algo nuevo, y a tener el conocimiento del manejo de cámara y para qué servía cada cosa, empezar a enamorarme de lo que podía hacer con ella, de llevar unos recuerdos y con el tiempo fui descubriendo que había una profesión detrás de eso y que la fui desarrollando con el tiempo. Creo que cada uno de esos pasos hicieron un poco enamorarme de ella. Yo creo que los primeros indicios son así, cuando tenía 15, 16 años y apareció esa cámara en mi casa y bueno hasta el día de hoy, poder atravesarla distintas formas.

¿Qué significa para vos el momento en que disparás y capturás la imagen?

En mi rubro qué es el de fotoperiodismo, o la fotografía documental, desde el compromiso social, para mí es un acto de sinceridad, es un acto de honestidad y de responsabilidad hacia quién voy a fotografiar. En la mayoría de mis situaciones fotografío lugares y personas y situaciones de contexto, entonces siempre que se trabajan o se fotografían esas situaciones para mí es un gran sentido del compromiso.

¿Te pasó alguna vez de sentir que tenés la toma justa y no estar con la cámara??

Y la toma justa no sabría cuál es, pero sí hubo muchas que me agradaron, muchas situaciones que me hubiera gustado fotografiar y que no tenía la cámara. De hecho la cámara no la llevo casi nunca, fotografío muy poco en mi vida, hasta que no elijo o decido un tema abordar, o tengo un encargo puntual, a la cámara no la llevo, no acostumbro tener la cámara conmigo. Si hay algo que me gusta, aprovecho con el teléfono y la verdad no me preocupa, no me quedo con la culpa después de no haber podido fotografiar algo;  disfruto mucho de vivenciar los momentos, no me gusta andar con cámara encima todo el día. En una época sí salía de acá para allá con cámara y después ya no. Uno después con el oficio va entendiendo qué cosas de verdad tiene ganas de hacer.

Te has dedicado al género documental ¿qué te atrae del mismo?

Bueno del género foto documental me atrae la relación con los contextos. La fotografía documental o todo lo que tenga que ver con el género documental, te permite una gran posibilidad de conocimiento de muchas cosas de la vida social, de la vida en sí misma, del entendimiento de este mundo y de las posibilidades en las que uno tenga de atravesarla no? Es empezar a conocer a la gente misma que le da forma a la dinámica de este mundo no? Me parece que esa vinculación directa con cada uno de los lugares y de las personas, de las costumbres, con las que te vas cruzando en este rubro, te permiten tener un conocimiento bastante profundo sobre cómo funciona parte de este mundo, entenderlo y aceptarlo. Me parece tan empírica la profesión en este rubro que disfruto mucho de atravesarlo, me siento como a gusto en la mayoría de los lugares donde estoy y las temáticas que por ahí son más delicadas, disfruto el poder ser interlocutor de esa situación, es eso me parece que no tiene precio.

¿Existe algún pendiente que tengas para fotografiar por estos días?

Sí, sí, muchísimos. Tengo una lista larga de cosas por hacer para fotografiar que me gustan, la forma en la que disfruto la profesión, son proyectos como a largo plazo, Sucede que en el medio van apareciendo un montón de situaciones que te den ganas de fotografiar, o que me encuentro y que quisiera abordar y las voy enlistando; pero después, cuando pasa el tiempo, me doy cuenta que he atravesado tantos años con 1 o 2 proyectos que esa lista que se formó es interminable. Sí hay muchísimos temas que están vinculados a lo social y quedan pendientes. Situaciones vinculadas a nuestras raíces originarias en Córdoba. Me gustaría abordar la temática de la gente contaminada con la fábrica de biodiesel en barrio Inaudi por ejemplo, me gustaría hacer algo sobre sobre naturaleza y vida silvestre, me gustaría tener tiempo para recorrer algunos lugares, algunas reservas de la provincia de Córdoba, que me parece que son lugares bellísimos para reconocer, y eso creo que tiene una relación directa con la conciencia medioambiental. También tiene que ver con el lugar donde vivo, en las sierras y los conflictos medioambientales en estas zonas son jodidisimos entonces, me parece que en ese lugar se podría hacer algo, bueno esas cosas me dan vueltas.

¿Si no fueras fotógrafo qué serías?

Yo desde hace unos años que tengo ganas de hacer otras cosas. Soy una persona bastante inquieta en ese sentido, me gusta trabajar mucho con las manos y la verdad que si no fuera fotógrafo me dedicaría la construcción, me gusta mucho trabajar con la construcción, de hecho en algunos momentos me dedico a eso con un amigo y complemento la economía y también despunto el vicio de ponerme hacer cosas en mi casa y no dejarlas a medias, entonces lo hago por otro lado, pero sí me gusta hacer muchas cosas, de hecho gran porcentaje de mi casa está hecha por mí.

Si tuvieras que aconsejar a alguien que esté empezando con la fotografía que le dirías?

Le diría que no se quede solamente con usar la cámara. Me parece que la fotografía no es solamente agarrar la cámara y sacar la foto, tenemos la posibilidad – prácticamente quiénes tenemos acceso a la telefonía celular – de poder fotografiar, así de simple, entonces quedarnos solamente con el hecho de poder apretar el botoncito y capturar, sigue siendo un poco pobre. Me parece que fotografiar es tener algún propósito, poder decir algo con eso, sea lo que sea, me parece que el rubro que elijamos para fotografiar incluye en nuestro rol no solamente aplicar los conocimientos técnicos de la cámara, estamos fotografiando algo que posiblemente no sea el rol que conozcamos, o que tengamos noción, o que tengamos vinculación alguna por lo tanto, es una gran responsabilidad para aquellos a quienes estamos fotografiando. Me parece que es importante, aparte de saber de las cuestiones técnicas de la fotografía, estudiar muchísimo qué es lo que vamos a fotografiar, en qué rubro nos vamos a desarrollar, si vamos a desarrollar las áreas sociales y, al menos tener un poco de conocimiento de la antropología, de la sociología, estudiar las ciencias sociales. Si vamos a estar en otros rubros, dentro del ámbito comercial, estudiar cómo es la economía en esos espacios, ver qué es lo importante, que detalle es relevante y poder dedicarle tiempo para el estudio para que el servicio que se pueda generar sea lo más rico posible, no solo fotográficamente, sino en contenido, me parece que es un poco más de eso. Tenemos pocos espacios en Córdoba donde podemos enriquecer la fotografía sola, entonces está bueno saber  que cuando abordemos un curso, un taller, un estudio para dedicarnos a la fotografía saber que de forma autodidacta está bueno abordar otras áreas de la fotografía que sean complementarias.

¿Podés definir en una frase lo que es la fotografía para vos?

Si pudiera definir en una frase qué es la fotografía para mí, en el área documental yo siento que es un gran acto de honestidad y de responsabilidad.

Si te gustó lo que leíste hasta acá y querés conocer más del trabajo de Seba Salguero podés ingresar a su web: www.sebastiansalguero.com.ar Desde El Árbol Cultura acompañamos su recorrido y saludamos a cada uno de los fotógrafos en su día.

El Árbol Cultura – “Amamos lo que hacemos, trazando puentes”

Digiqole ad

EL ARBOL CULTURA

Post Relacionados