«Teletransportación. Un viaje por el universo de HIPNÓTICA»

 «Teletransportación. Un viaje por el universo de HIPNÓTICA»

El 2019 cerró con presencia de lujo en La Grieta, el espacio de Río Tercero que se ha reinventado logrando ser el epicentro actual de la música en vivo. Llegó esta vez Hipnótica, el dúo compuesto por Hernán Ortiz y Nahuel Barbero y como quien entra silbando bajito agotaron entradas apenas promocionaron su presentación y desde El Árbol nos fuimos hasta la prueba de sonido para conversar un rato con ellos de tantas cosas que siempre quisimos saber.



Un repaso por la historia del dúo local de mayor trascendencia en la escena nacional. Preparate algo fresquito y sentate a leer esta nota en la que Hernán repasa esta prolífica carrera que comenzó allá por 2008 y ya tiene 4 discos en circulación y tal vez, proximamente se venga el quinto. Que la disfrutes. 

¿Qué se siente estar cerrando el año en Río Tercero y también de alguna manera su último disco clásico?

La verdad es que muy contentos siempre de estar tocando en nuestra ciudad. Es algo que nos da mucho placer porque será nuestra familia acá así que muy contentos con eso y también dándole el cierre a clásico que es un disco que nos costó mucho trabajo hacer pero que también nos dio muchos frutos así que estamos muy contentos de que haya crecido tanto.

¿El 2020 trae material nuevo? ya tienen temas listos?

El 2020 trae material nuevo, hay una canción lista para salir próximamente, creo que no va a pasar de febrero o marzo y muchas mas que están en el tintero aun pero tenemos la idea de ir soltando de a una, un poco acorde a estos modos nuevos de consumir la música a través de los singles, videoclips y tal y probablemente grabemos todo ese material en un disco pero aun no hay nada firme al respecto.

Y este material nuevo ¿que espíritu trae, es parecido al concepto de clásico o hay una ruptura total con el mismo?

Cambio de paradigma absoluto. No, es la antítesis de clásico en donde no hay casi instrumentos. En clásico nos pusimos así como puristas de esto de los grupos pop tradicionales con guitarra eléctrica, guitarra acústica, batería, bajo y piano y ahora básicamente trabajamos con un productor que se basa mucho en el beat o sea que la canción esta ahí aferrada al ritmo y creo que también a nivel compositivo es un sonido medio nuevo, tenemos miedo de lo que pueda pasar, de lo que piense la gente, pero no, conserva el espíritu de Hipnótica aunque sea otra estética.


Hablabas recién de ir lanzando de a uno los temas ¿cómo piensan la difusión o la distribución de este nuevo material?


Estamos trabajándolo. Como les decía en principio hay una canción que queremos que tenga su videoclip que es muy probable que salga a finales de Febrero o en Marzo y la idea es seguir trabajando con este productor que se llama Nico Cotton que es uno de los más capos de la escena hoy en día y quieren estar todos trabajando  con él y la idea es seguir trabajando con él y en cuanto a la distribución aun no tenemos un arreglo es decir no hemos firmado contrato con nadie pero la idea es sí lanzarlo con algún sello, pero bueno por ahora este primer single lo vamos a seguir independientes y después veremos.

Hernán, vamos a los comienzos de Hipnótica ¿cómo se  conocen con Nahuel, cómo le dan vida a la banda?


Con Nahue nos conocemos desde muy chiquititos, eramos unos niños de verdad teníamos un amigo en común entonces, no era que éramos amigos nosotros pero coincidíamos en cumpleaños o cosas así, yo sabía que él tocaba la guitarra y después, yo me metí a tocar en la adolescencia, entonces pegamos más onda, cada uno tenía su grupo pero a veces nos juntábamos a tocar, me acuerdo en su casa que estaba en la calle España, a tomar la leche a la tarde y a tocar la viola, pasarnos canciones y demás y fuimos forjando una amistad. Y después cuando Nahue se fue a Córdoba, yo ya estaba estudiando allá y nos encontramos medio por accidente hicimos una canción y se dio digamos, después de esa vino otra y otra y otra y acá estamos.


Si tuvieras que imaginar una foto, un retrato de ese comienzo ¿cual sería? que recordás?

Me acuerdo de un departamento en el que yo vivía en la calle Rondeau en Nueva Córdoba y fue así, Nahue cae, fue en la época que estaba My Space que era una plataforma  para subir música y trae un audio no sé como había un concurso, era una canción que iban a premiar, entonces yo tenía me acuerdo, letras, bosquejos de letras dando vueltas por el departamento y Nahue agarró uno, le gustó uno y se lo llevó y volvió al otro día y tenía ahí una primera idea de nuestra primera canción que se llamó Presagio. Yo creo que de esa situación tengo la foto, como de ese pedazo de papel y también Nahue en la mateada al día siguiente trayendo la idea, le había dado una vida nueva.

¿Qué transmite la música de Hipnótica?

No sé, creo que es bastante tranqui…. Yo creo que ahora lo que transmite es pacífico, es contemplativo digamos pero también como que no nos gusta encasillar el viaje de cada uno porque en definitiva nosotros hacemos la música y eso se resignifica cuando alguien la escucha e interpreta de la letra lo que le parece y los sonidos lo llevan a cierto lugar, entonces está bueno que eso quede abierto. O sea no es que lo hacemos con esa intención de que sea pacifista por decirlo de alguna manera, nos sale así y cada uno le dará el tinte que le parezca. Tratamos de abordar lo que sea, de generar sensaciones a través de la música al alma, cualquiera sea.

Si marcamos el 2008 desde ese año a esta parte, han pasado por escenarios Cosquín Rock, Personal Fest, Lollapalooza, Gira por México, han compartido escenario con The Killer, Illia Kuryaki ¿que sensaciones te deja todo ese largo recorrido?


Y es una cosa hermosa básicamente, porque es algo que uno arranca haciendo un juego y después se transforma en tu laburo y de repente toda la gente que vos creciste viendo en la televisión o escuchabas sus discos de repente está en el camarín de al lado, es como bastante surrealista, para bien digamos, pero es como que a mi personalmente me pasa que yo trato de no caer en la cuenta, de seguir en la vorágine de que estoy jugando, o sea lo hago con seriedad profesionalismo y todo pero no de tomar conciencia. Hace poco tocamos en La Nueva Generación y había 16000 personas y me parece que si antes de salir tenés todo eso en mente son como demasiadas distracciones, o sea como que trato de quedarme en mi burbuja y de no tomar tanta conciencia y después cuando haces esto de que vas para atrás y revisas la experiencia decís guau, cuanto pasó, la verdad que fue un recorrido muy placentero y lúdico a la vez, de jugar haciendo música.

Hernán si ponemos tres conceptos, emergente, colectivo, auto gestión ¿cómo definirías a Hipnótica dentro de esos conceptos?


Emergente es un concepto que yo creo que nosotros somos aún bastante emergentes aunque tengamos ya 10 años de carrera por cuestiones de la cantidad de gente que conoce nuestra música, de hecho ahora en 2019 fuimos nominados al Gardel como «Mejor Artista Nuevo» y nosotros tenemos ya nuestro cuarto disco, el cuarto long play. Entonces en un punto emergentes somos. Laburamos un montón de manera autogestiva como les contaba anteriormente, en la canción esta que vamos a sacar con su vídeo y todo la trabajamos nosotros digamos; también laburamos con sellos y con manager pero de repente esta es nuestra empresita, la tenemos en cuenta así. Y colectivo… y ahí más que colectivo es más matrimonio te diría porque somos dos, en definitiva cuando todas las luces se apagan y hay que tomar decisiones somos eso. Además yo creo que hemos ido construyendo una relación así muy parecida, en la que cada uno conoce el lado b del otro y sabemos como manejarlo, somos familia diría, así que creo que va por ahí.

Teniendo más de 10 años juntos ¿cómo se hace para mantener la novedad, la frescura en un mercado que cambia constantemente?

Para mí la clave está en no cerrarse. A nosotros nos pasa por ejemplo que escuchamos trap, escuchamos reggaeton, escuchamos todas las músicas que están en el aire por así decirlo de alguna manera y somos permeables también a todas esas cosas que suceden entonces me parece que la clave para no perder al menos el factor sorpresa y uno no envejecer adentro estamos atentos a lo que mueve y siempre decimos si una canción mueve a cinco millones de personas hay una fuerza ahí atrás importante entonces no hay que subestimarla. Si bien está el marketing y hoy estamos bombardeados por un montón de cosas yo creo que en todas las músicas hay buenas canciones y hay que estar siempre abiertos y permeables.


«Nosotros tratamos de no ponernos esa barrera de decir no trap, no reggaeton, si es una buena canción da igual lo que la acompañe. Creo que esta nueva generación lo que plantea es: la idea de género ya fue, quedó re contra antigua, a todos los niveles, a nivel personal, humano y también a nivel musical. En este  nuevo festival que tocamos La  Nueva Generación, el line up es eso, hay rockanroll, hay pop, hay Djs, hay trap, hay de todo y va la gente y convive y disfruta de todo y eso me parece lo más fantástico de esta era»


En cuanto a letra y música ¿como conviven estas partes en ustedes a la hora de crear?


No, en realidad vamos los dos por igual, Nahue es mucho más prolífico que yo entonces por ahí hace o de repente nos juntamos y hacemos juntos. De repente uno le muestra una idea a otro y el otro interviene y escribe una parte yo creo que es eso, lo hemos hecho de todas las maneras posibles, desde la compu, desde el teclado o de la guitarra, a veces los dos juntos, a veces por separado pero nos encargamos los dos de todo. Somos nuestro mejor crítico creo, nos vamos escuchando las ideas.

Cuales son los patrones o las ideas a la hora de crear ¿hay cosas recurrentes? ¿qué los inspira?


Yo creo que en esta última etapa, lo que estamos despidiendo ahora en algún punto sí, en realidad nunca lo pensamos de esa forma o con ese concepto, de decir que queríamos ir para ese lado pero yo creo que como decíamos antes en algún punto la música de Hipnótica es contemplativa, de reflexión como un momento de freno y de imaginar una cosa distinta y también tratamos en ese sentido de desafiarnos, de no caer en  nuestra propia trampa digamos, de decir «vamos a escribir esta letra de una, no vamos a pensar tanto» o tratar también de darle distintos matices, diferentes encares, estamos siempre en esa búsqueda, no es que nos inspiramos en el amor, nos inspiramos en lo que sucede y estamos todo el tiempo tratando de cambiar la perspectiva para contar lo que contamos desde un lugar nuevo.


¿Qué significa el estudio ese estado de grabación, como lo viven a ese estado?

Y es la parte que más nos copa de hacer música, No aunque en realidad tocar en vivo y que la gente cante tus canciones enérgicamente te devuelve una cosa muy poderosa pero el estudio es como el parque de diversiones y hoy en día con las posibilidades cada uno tiene su propio espacio para crear, su propio estudio pequeño, entonces ya no es la solemnidad de ir al estudio a grabar. Ahora es por ejemplo juntarnos  a la tarde a tomar unos mates y de repente hay algo conectado y sale una idea, entonces yo lo tengo asociado a un parque de diversiones, es un lugar para divertirse. A veces bajas cosas geniales, otras veces perdés el tiempo y otras solo pasas un buen rato escuchando, como que todo puede suceder en ese lugar,

¿Qué opinas de este mayor protagonismo feminista en el escenario?

Bueno lo de las chicas me parece increíble pero también me parece que nosotros no tenemos nada que decir al respecto más que corrernos y dejar que su fuerza haga que la cuestión se equilibre, es un reclamo evidente y me parece que está a la vista en el line up de todos los festivales. Toda la lucha de las chicas me parece emocionante e inspiradora pero tampoco quiero caer en el lugar de decir nada, yo no tengo nada que avalar digamos. Lo celebramos y acompañamos desde el lugar que nos toque.


En la vida de Hipnótica alguna vez ¿se les cruzó por la cabeza abandonar, tirar todo?

Obvio que sí como pasa en todas las disciplinas y hagas lo que hagas la frustración existe y la idea se te pasa por la cabeza pero nosotros lo disfrutamos demasiado como para dejarlo ir. Nos cuesta la vida, le ponemos todo el esfuerzo y realmente nos partimos al medio para llevarlo adelante pero a la vez, desde el punto de vista del ego es algo que nos alimenta a nivel espiritual que yo no lo cambiaría por nada, salvo que encontrara otra disciplina que me alimente de esa forma. Me refiero a esto de hacer algo en tu casa, en tu habitación y que de repente al otro le guste y que sienta que habla con su voz y que lo representa, me parece en algún punto la magia viste? como algo poderoso. Salvo que encontremos algo que nos de eso, no creo que lo cambiemos por nada.

Si tuvieras que mencionar un tema de cada uno de los discos ¿podrías encontrar solo uno ?

Si claro, creo ja. Bueno el primer disco fue Estamos Bien, creo que rescataría la canción que le da el nombre al EP porque en definitiva fue como el motor, nos dio la idea de hacer ese EP y a la vez nos conocimos con nuestros amigos de Discos del Bosque de Villa María y con un socio trabajando en lo visual y audiovisual Elefante Diamante, Iván Pierotti también de Villa María, él hizo la tapa de ese EP y desde ahí nos acompañó todos estos años, así que sería esa canción. Después de Ese lugar imaginario yo creo que sería «Canción para despedirte»que es la última canción de ese EP que es una balada, porque tiene una toma de batería de Juan Ingaramo que me parece memorable, de verdad, es que de repente la batería deja de tocar el ritmo y comienza a tocar un feel que parece que los platillos no terminan más, como un momento en que el piso se desploma, que fue un momento muy mágico en el estudio porque no estaba en los planes y Juan propuso eso y me parece que fue así como un broche de oro y un gran momento en el estudio. De A la luz, que es un disco anterior, de ese elijo Sol que es un tema que no sé porque queremos tanto pero es una canción que tiene una anécdota muy bonita porque una vez nos fuimos en una gira al sur, en un Ford Ka íbamos cuatro con un carro atrás con los instrumentos y el sonido y la batería y se nos reventó una cubierta del carro en medio de La Pampa en el calor más terrible, entonces yo y otro de los integrantes nos fuimos al pueblo más cercano que quedaba como a 180kms a buscar un reemplazo de cubierta y Nahue se quedó con otro de los integrantes al rayo del sol  y cuando volvimos estaba con la viola, en cuero y con una remera enroscada en la cabeza y tenía ese estribillo que dio la idea que después fuimos desarrollando pero me pareció muy bonito. Y por último de Clásico, no sé hay muchas historias, ese disco realmente nos costó muchísimo esfuerzo y creo que ahí realmente aprendimos y crecimos como músicos y compositores, fue un disco que contó con la producción de Santi Beltramo que es un músico del cielo realmente que nos exigió bastante. Yo creo que Fluir de este último disco porque también para nosotros significó un cambio de paradigmas, empezamos a entrar en lugares que antes no. En cuanto a la lista de reproducción al vídeo le fue muy bien también así es que definitivamente esa.

                            

Desde El Árbol estamos tan contentos con esta nota en la que conocimos a las personas detrás de los músicos y la calidez de Hernán Ortiz y su enorme generosidad marcaron el ritmo de una entrevista muy bonita. A vos te invitamos a que sigas nuestros posteos, a que aceptes nuestra invitación y descubras lo que hay detrás de cada artista, de cada espacio, de cada canción.  Además, enterate de todas las actividades y espacios que hacen a la cultura siguiéndonos en nuestras redes sociales: Fb: @Elarbolcultura, Instagram: @elarbolcultura , en Twitter: @ElArbolCultura o escribirnos a elarboldecaramelos@gmail.com

* Entrevista realizada por Germán Bottasso y Eugenia Dominguez en La Grieta el 28/12/19 durante la prueba de sonido


Digiqole ad

Post Relacionados